Compro chatarra, recortes, virutas o rezagos de acero inoxidable y aleaciones
Recipientes para reciclado Plastic Omnium
Desargue Flash Player



Artículos

Repercusiones de la entrada en vigencia de la Ley RAEE en España (*)


¡A reciclar!El pasado 13 de agosto entro en vigor el Real Decreto 208/2005 de 25 de febrero sobre aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE), con dos objetivos claros: impedir el vertido de sustancias tóxicas y reutilizar los componentes aprovechables. La aplicación de la normativa afecta a todos los aparatos eléctricos y electrónicos, incluidos los grandes y pequeños electrodomésticos, los equipos informáticos y telecomunicaciones, los aparatos electrónicos de consumo, las herramientas eléctricas o electrónicas, juguetes y equipos deportivos o de tiempo libre. Esta norma se basa en el principio de quien contamina paga y establece que la gestión adecuada de este tipo de residuos es responsabilidad de los fabricantes e importadores de AEE.

El citado Real Decreto prevé la obligación de que en la factura se informe a los usuarios sobre la repercusión en el precio final de los costes de gestión de los aparatos existentes en el mercado antes del 13 de agosto de 2005, los denominados residuos históricos; con el objetivo de facilitar la aplicación de estas nuevas normas, todos los aparatos que salgan al mercado a partir de mediados de agosto deberán ir marcados para identificar al productor y se etiquetarán con el símbolo indicativo de la necesaria recogida selectiva y diferenciada del resto de residuos urbanos.
El Real Decreto define al distribuidor o vendedor como cualquier persona que suministre aparatos eléctricos y electrónicos (venta) a otra persona o entidad que sea usuario de dicho producto. (Artículo 4)
La ley obliga, a los comerciantes y vendedores minoristas de aparatos eléctricos, a responsabilizarse de los aparatos desechados por sus clientes en el momento de adquirir un nuevo producto, que sea de tipo equivalente al desechado, podrá entregarlo al distribuidor, que se hará cargo de los mismos temporalmente, quedando expresamente prohibido el abandono o vertido incontrolado
.Serán gestores autorizados, por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, los responsables de su tratamiento en dos procesos: el desmontaje y la descontaminación. El principal uso que se da, hoy en día, en nuestro país a los AEE es la utilización de materiales recuperados como materias primas secundarias, tales como el cobre, aluminio, hierro, vidrio y plásticos, entre otras.

Todos los días vemos, junto a los contenedores de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), multitud de aparatos eléctricos y electrónicos (neveras, lavadoras, televisores, y un largo etc.), que deterioran la imagen de la Ciudad, creando en distintos puntos del municipio vertidos incontrolados de residuos de aparatos eléctrico y electrónicos (RAEE). La presencia de los estos da lugar, por parte de desaprensivos, a la aparición de residuos tales como escombros, los cuales según la Ordenanza Municipal Reguladora de la protección de los Espacios Públicos en Relación con su limpieza y gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (BOP n º 23 de fecha 21 de Febrero de 2003) es responsabilidad de quién los genera trasladarlos al Vertedero Autorizado.
Esta práctica, muy extendida por todo el municipio, está generando un gran problema medio ambiental por cuanto en el Complejo Medioambiental de Juan Grande y el Punto Limpio de las Rubiesas (ambos gestionados por el Cabildo de Gran Canaria), no está permitiendo la entrada de cualesquiera residuos de aparato eléctrico y electrónico, al no ser el Cabildo de Gran Canaria gestor autorizado por el Gobierno de Canarias para el tratamiento de los citados residuos.
Ante este problema es el Ayuntamiento de Telde el que se está encargando, temporalmente, de recoger los aparatos eléctricos y electrónicos, no siendo el Ayuntamiento gestor autorizado para el tratamiento de los mismos, y los AEE están siendo depositados y almacenados de manera temporal para su posterior entrega al gestor autorizado para su posterior tratamiento.
Hay que recordar que el espíritu del RD 208/2005 quien contamina paga se propone para la mejora del medio ambiente, reutilización de los materiales y concienciar a los ciudadanos de la necesidad que supone el reciclar estos materiales. Hay que reseñar que desde la Institución Municipal se hace todo lo posible por dar una solución factible al problema que se plantea por el abandono indiscriminado en distintos puntos de la Ciudad de aparatos eléctricos y electrónicos; y por último realizar una reflexión para con toda la ciudadanía: el problema de la generación de residuos es un problema de todos y entre todos tenemos ayudar a mejorar nuestro entorno y no me gustaría terminar sin utilizar una frase popular “no es más limpio el que limpia, sino el que menos ensucia”.

(*) Francisco A. López Sánchez es ingeniero industrial, máster MBA por la Universidad Pontificia de Comilas (ICADE-ICAI) y asesor técnico de la Concejalía de Servicios Municipales y Participación Ciudadana

[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!