Compro chatarra, recortes, virutas o rezagos de acero inoxidable y aleaciones
Recipientes para reciclado Plastic Omnium
Desargue Flash Player



Artículos

Por qué la Argentina necesita una Ley de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos

Sin Ley RAEE, millones de argentinos se exponen a contaminantes y degradación ambiental

“En un hogar de clase media argentino tipo (4 personas), se usan o guardan más de 50 aparatos eléctricos y electrónicos, que sumados pesan unos 420 kilos. Gran parte de ellos, una vez cumplido su ciclo de vida útil, exponen a las personas o al medio ambiente a la liberación de sustancias potencialmente riesgosas, como ser: metales pesados (mercurio, cadmio, bromo, plomo, berilio o selenio) o gases CFC que pueden dañar la capa de ozono. Cada argentino desecha 2,5 kg de RAEE por año”, dijo el biólogo Gustavo Protomastro, directro de la consultora Ecogestionar.

“Se podría estimar que, si cada argentino consumirá la mitad de un español, cada año compraría más de 8 kg de aparatos electrónicos en promedio. Algunos, tienen una ciclo de vida largo, como una heladera o un televisor, que se usan por más de 10 años antes de ser desechados, en tanto otros, como las pilas y baterías, algunos tipos de juguetes tienen un ciclo de días, o meses como el caso de los celulares. Ahora, una vez que han cumplido su ciclo de vida útil, los RAEE no deberían ir a parar al tacho de basura, por los contaminantes que tienen, y la Argentina debería contar son una Ley RAEE que promueva, impulse y desarrolle una industria del reciclado sustentable”, consideró el biólogo Protomastro.

Gráfico del ciclo de vida de aparatos electrónicos

En el mundo desarrollado y varios países emergentes, la basura electrónica no puede ser desechada en basurales o rellenos sanitarios (CEAMSE). Por ley, y porque tirar equipos electrónicos a la basura contamina y daña la salud ambiental; se trabaja en separar éstos desechos del resto de la basura doméstica. Si bien no siempre se gana planta con éste proceso, se evitan los terribles costos a futuro de limpiar su contaminación. Datos:

  • Un tubo fluorescente por su contenido en mercurio y fósforo (dos residuos peligrosos según la Ley Nacional 24.051, puede contaminar 16.000 litros de agua.
  • Una batería de Níquel Cadmio de un celular, puede contaminar 50.000 litros de agua.
  • Un televisor puede contaminar 80.000 litros de agua.
  • Una plaqueta de un celular o una computadora tiene mercurio, bromo, cadmio, plomo y selenio, entre otros contaminantes.

Qué hacer con los millones de TV que serán desechados con el “Apagón Digital”
Los dispositivos IT, al igual que los seres vivos, se crean, se reproducen, evolucionan, mutan y, en algunos casos llegan a callejones sin salida, sufriendo inevitables procesos de extinción. Los Tubos de Rayos Catódicos (TRC) fueron superados por la tecnología de Plasma y el LCD.  Para la Argentina, ahora nace un problema de “hacerse cargo” de millones de TRC, que una vez desechados se convierten en residuos peligrosos.

A pesar de ser relativamente baratos, contar con muy buen contraste y color, y tener un ciclo de vida largo; los TRC ocupan espacio, son pesados, consumen excesos de energía comparados con las tecnologías más modernas y no están aptos para las nuevas tecnologías de la TV de alta definición (HDTV). Estos “dinosaurios” de la imagen tienen los días contados y requieren un tratamiento sustentable para no agredir al medio ambiente.

Un monitor tipo, sobre un peso de 12 Kg., tiene entre 0,8 y 1,2 Kg. de óxidos de Plomo (PbO), distribuidos según los siguiente porcentajes:

  • Cuello: 30 % de plomo, alto cobre.
  • Pantalla: recubrimiento con f 70 % de PbO o BaO.
  • Embudo: 24 % de plomo en recubrimiento metálico.
Esquema de tubo de rayos catódicos

En las versiones más modernas de TRC, el contenido de PbO del Panel de Fondo de Pantalla, comenzó a ser sustituido por óxido de bario (BaO).

El procedimiento de disposición final o reciclaje consiste básicamente en el desmontaje de la carcasa del monitor, separación de estructuras plásticas, metálicas, plaquetas y cables, del TRC.  En la Argentina, ya existen diversas empresas que usan dichos rezagos como insumos de nuevos procesos industriales; es decir, usan el hierro, el aluminio, el cobre, el plástico o las plaquetas, para obtener materias primas, que luego serán reciclados en nuevos productos que volverán al consumo en forma de nuevos electrodomésticos, autos o demás bienes de consumo.

Finalmente, existen empresas especializadas que hacen un corte con banda de calor o con discos diamantados sobre el tubo; separando el cono del frente. Una vez limpiado el material fosforescente, que debe ser dispuesto como un residuo peligroso, el vidrio flint o vidrio con óxido de plomo/bario, se puede obtener una materia prima que ya comienza a tener una demanda en la industria de los paneles solares. Es decir, el viejo televisor, se puede “reciclar” en una moderna célula fotovoltaica, para obtener energía del sol.

Tanto el CEAMSE como rellenos sanitarios de grandes ciudades, y en especial, los basurales de Tierra del Fuego (donde se producen o ensamblan los televisores) no debieran recibir los TRC o las viejas TV. Sería muy poco sustentable y racional, enterrar contaminación y dejarle a las generaciones futuras la tarea de limpiar y remediar los suelos contaminados, cuando ya hoy, todos los TRC pueden ser reciclados, con un esfuerzo conjunto de gobiernos, productores de equipos y  los usuarios.

Biólogo Gustavo Fernández Protomastro
Grupo Ecogestionar SRL / Socio Gerente


[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS Válido!